¡Por la Difusión y el Verdadero Reconocimiento del Síndrome de Ehlers Danlos (SED)!

Bienvenidos / Bienvenidas

Gracias por visitar este blog y colaborar para que no se pierda la esperanza.
Por un futuro mejor para todas las personas con Síndrome de Ehlers Danlos (SED).


jueves, 28 de noviembre de 2013

En recuerdo a mi pediatra el Dr. Jacint Dargallo i Reventós

Hoy se cumplen 10 años del fallecimiento del que fue mi pediatra, el Doctor Jacint Dargallo i Reventós. Desde éste, mi pequeño blog, quiero dedicarle mi particular homenaje.
Cuándo yo contaba con menos de 1 año de vida, un doctor del hospital San Joan de Déu de Barcelona, que me había estado visitando durante unos meses, sospechando que yo podía tener una enfermedad rara, le recomendó a mi madre que me llevara al Dr. Dargallo (cirujano pediátrico).
La cirugía pediátrica es una subespecialidad de la cirugía dedicada al diagnóstico, cuidado preoperatorio, operación y manejo postoperatorio de los problemas que presentan el feto, lactante, escolar, adolescente y joven adulto. (Wikipedia)
Gracias al Dr. Dargallo, y a pesar de haber nacido con Síndrome de Ehlers Danlos, hoy puedo estar escribiendo estas líneas. Él se volcó en mi caso, igual que en el de muchos otros niños y niñas con patologías raras. Trataba a todos sus pacientes y a los familiares de éstos con un cariño especial. No sólo era un buen pediatra, sino que además contaba con una gran humanidad. No recuerdo con exactitud cuando me visitó por última vez, pero creo que yo tenía unos 24 ó 25 años. Sí recuerdo con especial cariño, que cuando iba a su consulta me hacía sentar en su falda. Siempre estaba rodeado de jóvenes médicos, algunos estudiantes aún, que hoy practican sus enseñanzas. Recuerdo con una sonrisa en el rostro, que cuando yo ya me consideraba una mujercita, me daba vergüenza sentarme en su falda, y él me decía: "Para mí nunca dejarás de ser esa niña pequeña y mofletuda".  Siempre tenía una sonrisa en el rostro. Ojalá todos los médicos fueran como era él.
El Dr. Dargallo no se creía superior. Aprendía de sus pacientes, y con ellos y sus enfermedades crecía día tras día, como médico y como persona. Gracias a él, se pudo evitar que mis manos y mis pies se retorcieran cada día más; aconsejó a mi madre, que jamás dejara que me operaran ya que lo que yo tenía no se podía corregir con cirugía. Un día, en la Residencia, donde yo iba a hacer rehabilitación (tendría yo unos 10 años), mi madre y yo vimos a una niña que tenía lo mismo que yo. Su madre lloraba. Al acercarnos vimos las manos de la niña. Se las habían operado. Nunca se me borrará de la mente la imagen de aquellas manos. En cada dedo tenía una cicatriz horrorosa, y todos sus dedos estaban retorcidos como espirales. Es por eso que siempre recomiendo que antes de pasar por quirófano consultemos con más de un especialista, y sobretodo intentar por todos los medios que alguno de ellos sepa del Síndrome de Ehlers Danlos (aunque soy consciente de que esto no es fácil, y lo siento de corazón).
Hoy hace 10 años que nos dejó. Pero no nos ha dejado del todo. Autor de varios libros como por ejemplo; "Etapas de la cirugía", "La síndrome del nen apallissat", "Monografias médicas", entre otros; nos ha dejado su legado, no sólo en los libros que escribió; sino también en las enseñanzas que impartió a sus homólogos y en la gran humanidad, ejemplo a seguir, que derrochaba con las personas de su entorno.

"Sobre todo con cariño, sí, con cariño. Teníamos un jefe de servicio en la antigua Clínica de la Aliança donde empezamos a trabajar  juntos, el Dr. Dargallo, por el que ambos guardamos gran estima,  que solía decirnos que a nadie le disgusta una palabra amable, y  funciona, especialmente cuando vemos la cara de esos peques asustados por una bata blanca." (J.Carles Martin, cirujano pediátrico, http://www.cirugiapediatricabcn.es/1/contenido/trabajar-en-cirugia-pediatrica-q

Annals del Sagrat Cor (pág. 74 a 80) http://www.annalsdelsagratcor.org/pdf/portada3_04.pdf

 Nada me haría más feliz, en un día como hoy, que volver a ver su sonrisa y sentarme en su falda.

 

 Mi agradecimiento a su hija Teresa, por facilitarme la fotografía.

Romandrà en el meu record la teva bata blanca il·luminada per aquell rostre que sempre tenia un somriure dibuixat, i que em feia oblidar aquella olor d'hospital a la meva pell. Gràcies per fer que la meva infància fos una miqueta més dolça, treient l'amargor de la meva malaltia.
Sempre viuràs en el meu record. T'estimo.

Permanecerá en mi recuerdo tu bata blanca iluminada por aquel rostro que siempre tenía una sonrisa dibujada, y que me hacía olvidar aquel olor de hospital en mi piel. Gracias por hacer que mi infancia fuera algo más dulce, quitando la amargura de mi enfermedad.  
Siempre vivirás en mi recuerdo. Te quiero.

Existen maravillosos profesionales de la medicina y algunas entidades, que se preocupan de verdad por nosotr@s, por nuestras enfermedades y que nos tratan con respeto y cariño. Existen genetistas, científicos y estudiosos en general, que trabajan día y noche para conseguir logros en Medicina de modo que los seres humanos vivamos con una mejor calidad de vida.  A todos ellos mi más sincero agradecimiento.
Sobre todo con cariño, sí, con cariño. Teníamos un jefe de servicio en la antigua Clínica de la Aliança donde empezamos a trabajar  juntos, el Dr. Dargallo, por el que ambos guardamos gran estima,  que solía decirnos que a nadie le disgusta una palabra amable, y  funciona, especialmente cuando vemos la cara de esos peques asustados por una bata blanca.
- See more at: http://www.cirugiapediatricabcn.es/1/contenido/trabajar-en-cirugia-pediatrica-que-es-la-cirugia-pediatrica-2-#sthash.aH0Gf5JX.3QbWAup5.dpuf
Sobre todo con cariño, sí, con cariño. Teníamos un jefe de servicio en la antigua Clínica de la Aliança donde empezamos a trabajar  juntos, el Dr. Dargallo, por el que ambos guardamos gran estima,  que solía decirnos que a nadie le disgusta una palabra amable, y  funciona, especialmente cuando vemos la cara de esos peques asustados por una bata blanca.
- See more at: http://www.cirugiapediatricabcn.es/1/contenido/trabajar-en-cirugia-pediatrica-que-es-la-cirugia-pediatrica-2-#sthash.aH0Gf5JX.3QbWAup5.dpuf
Sobre todo con cariño, sí, con cariño. Teníamos un jefe de servicio en la antigua Clínica de la Aliança donde empezamos a trabajar  juntos, el Dr. Dargallo, por el que ambos guardamos gran estima,  que solía decirnos que a nadie le disgusta una palabra amable, y  funciona, especialmente cuando vemos la cara de esos peques asustados por una bata blanca.
- See more at: http://www.cirugiapediatricabcn.es/1/contenido/trabajar-en-cirugia-pediatrica-que-es-la-cirugia-pediatrica-2-#sthash.aH0Gf5JX.3QbWAup5.dpuf

2 comentarios:

  1. Yo tambien fui una de sus niñas,de las que le derivaban por no saber que hacer con ellas, y me has hecho llorar de emocion con los recuerdos que traen tus palabras. Tambien me sentaba en sus rodillas con 20 años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ooohhhh qué alegría. Me hace mucha ilusión que hayas encontrado mi pequeño homenaje al doctor Dargallo. Gracias por dejar tu comentario. Un abrazo muy grande.

      Eliminar

Más Información

EN LA COLUMNA DE LA DERECHA HAY UN LISTADO DE ENLACES A PRENSA Y TAMBIÉN OTRAS PÁGINAS DE ESTE BLOG.
GRACIAS POR ESTAR AQUÍ.

Asociación Cuenta con Nosotros Síndrome de Ehlers Danlos

Asociación Cuenta con Nosotros Síndrome de Ehlers Danlos
Cliquea en el logo